top of page

Mantenimiento del hotel de SCOBYs: Cuidando tus cultivos de kombucha en casa.

Una vez que has creado tu hotel de SCOBYs, es esencial proporcionarles un mantenimiento adecuado para asegurar la salud y vitalidad de tus cultivos de kombucha. En este artículo, te guiaremos a través de los pasos necesarios para cuidar y mantener tu hotel de SCOBYs en óptimas condiciones. Con un mantenimiento regular, podrás disfrutar de una producción continua de kombucha de calidad. ¡Comencemos!


Punto 1: Observa y examina tus SCOBYs

Regularmente, dedica un tiempo a observar y examinar tus SCOBYs en el hotel. Busca signos de anomalías, como manchas de moho, olores desagradables o cambios en la textura. Si detectas alguna señal de contaminación o deterioro, retira una muestra y analízala. Si puedes comprobar que tu cultivo ha sido contaminado, tendrás que descartar tu hotel y empezar uno de nuevo. Puedes revisar nuestro post acerca de signos de contaminación en la kombucha.


Punto 2: Mantén un equilibrio de líquido

Es importante mantener un equilibrio adecuado de líquido en tu hotel de SCOBYs. Si notas que el nivel de líquido se ha reducido significativamente, añade más té endulzado enfriado para asegurar que los SCOBYs estén completamente sumergidos. Asegúrate de preparar el té endulzado de la misma manera que lo harías para la preparación regular de kombucha.


Punto 3: Limpieza periódica del hotel de SCOBYs

Cada cierto tiempo, es recomendable realizar una limpieza a fondo del hotel de SCOBYs. Retira los SCOBYs y coloca el líquido en un recipiente limpio. Lava el recipiente del hotel con agua caliente y jabón suave. Enjuágalo bien para eliminar cualquier residuo de jabón y sécalo completamente antes de volver a colocar los SCOBYs y el líquido. Este procedimiento no es necesario hacerlo mas de 3 veces en el año si mantienes una buena higiene alrededor de tu recipiente.


Punto 4: Alimenta y nutre tus SCOBYs

Recuerda que los SCOBYs necesitan un suministro de nutrientes para mantenerse saludables y activos. Si bien los SCOBYs tienen una gran habilidad para administrar el alimento y energía que tienen disponible, es importante asegurarse de seguir alimentándolos periódicamente con té endulzado. Este procedimiento puedes hacerlo 1 vez cada 3 meses. Si tus SCOBYs están inactivos o tardan en fermentar, considera aumentar la cantidad de té o azúcar en la solución para proporcionarles un impulso adicional.


Punto 5: Registra y etiqueta tus cultivos

Para un seguimiento más preciso de tus cultivos, es útil llevar un registro y etiquetar los SCOBYs en el hotel. Puedes utilizar etiquetas con la fecha de creación, los tipos de té utilizados y cualquier otra información relevante. Esto te permitirá hacer un seguimiento de su rendimiento, experimentos y saber cuándo es el momento de renovar o reemplazar los cultivos.


Conclusión:

El mantenimiento adecuado del hotel de SCOBYs es esencial para asegurar la calidad y continuidad de tu producción de kombucha casera. Siguiendo estos pasos simples pero importantes, podrás mantener tus cultivos saludables y en pleno funcionamiento. Recuerda estar atento a cualquier señal de problemas y actuar rápidamente para prevenir la contaminación. Con el cuidado adecuado, estarás en el camino de disfrutar de una kombucha deliciosa y llena de beneficios para tu salud.


Esperamos que esta guía de mantenimiento te haya sido útil. Si tienes alguna pregunta adicional o necesitas más información, no dudes en contactarnos.

117 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page