top of page

¿Cómo preparar Kéfir de Agua? Una guía paso a paso para preparar Kéfir de agua en casa

Actualizado: 13 feb

El kéfir de agua es un fermento a base de agua con azúcar y un cultivo con nódulos llamados tíbicos. Esta comunidad simbiótica de bacterias y levaduras benéficas es capaz de generar distintas especies de pre y probióticos. Es una bebida muy efervescente y ligeramente acida. El kéfir de agua puede tener un sabor afrutado y ser personalizado añadiendo frutas, hierbas, especias o jugos en una segunda fermentación para darle diferentes sabores y aromas.


En nuestra tienda virtual podrás encontrar todo lo necesario para empezar a preparar kéfir de agua en casa:



Recomendaciones iniciales para asegurar la calidad de tu kéfir de agua:


  • No calentar tu kéfir de agua, al hacerlo se destruyen las enzimas y bacterias benéficas que contiene. Consumir siempre frío o a temperatura ambiente.

  • No utilizar metal distinto al acero, plásticos de mala calidad o madera que no sea de grado alimenticio.

  • No utilizar azúcares ni edulcorantes artificiales. Usar de preferencia azúcar de caña (panela, azúcar rubia o blanca).

  • Conservar en un lugar fresco, evitando los rayos directos del sol.

  • No usar agua clorada para lavar, preparar o enjuagar tus tíbicos. No es necesario enjuagar tu cultivo entre preparaciones.

  • Conservar la higiene en todo el proceso, manipulando el cultivo solo con las manos limpias o con guantes quirúrgicos.


Qué herramientas y accesorios necesitarás:

  • 1 fermentador de boca ancha en la que quepa tu mano y brazo. El fermentador ideal es de vidrio, sin embargo, puede ser también de plástico de grado alimenticio o de acero inoxidable (de grado 304 como mínimo). Procura que el fermentador que utilices tenga espacio suficiente para que entren los granos de kéfir o tibicos y deje espacio suficiente para que haya oxígeno.



  • 1 Paño o tela para cubrir el frasco y una liga o soguilla para ajustar. Debe ser microporosa, para que permita que ingrese oxígeno al cultivo y se evapore el CO2, pero no deje entrar polvo, ni insectos pequeños como la mosca de la fruta al fermentador.



  • Botellas aptas para fermentación con tapón hermético o con tapa rosca.



  • Un embudo para pasar la preparación terminada a botellas (si quieres hacer una segunda fermentación y/o almacenar tu kéfir de agua).


Qué ingredientes y proporciones necesitarás:

NOTA 1: Esta receta es para 3 litros de kéfir. Si deseas preparar más o menos, puedes utilizar las mismas proporciones con una regla de 3 (divide entre 3 y multiplica por la cantidad que vas a preparar en litros)

NOTA 2: Haz clic en cada uno de los ingredientes para saber más detalles de las especificaciones de cada uno.


Paso 1: Preparar 3 litros de agua azucarada (sustrato)

  1. Verter 3 litros de agua en tu frasco fermentador.

  2. Añadir los 150 a 200g de azúcar o panela y mezclar hasta disolver completamente.

  3. *Opcional: Agregar 20g a 30g de la fruta seca o deshidratada de tu preferencia. Pueden ser pasas rubias o negras, dátiles, ciruelas pasas, coco rallado, higos secos, cerezas secas, etc.

  4. *Opcional: Añadir la mitad de 1 limón por cada 50g de tíbicos. No es necesario exprimirlo. El jugo de limón le brindara un medio acido al cultivo para estar protegido.


Paso 2: Añadir los tíbicos

  1. Añadir los 250g de tíbicos al frasco fermentador.

  2. Tapar el frasco fermentador con 1 paño y ajustar con la liga. Procurar que no haya espacio para que entre ningún agente externo al frasco durante el proceso de fermentación.

  3. Colocar el frasco en un ambiente cálido, pero ventilado al que no le caiga la luz directa del sol.


NOTAS IMPORTANTES:

  • El tiempo de fermentación puede variar entre 1 a 2 días, sin embargo, el

  • Mientras más calor haga, más activo estará el cultivo y más rápida

  • Prueba tu kéfir a las 24 horas de fermentación con un sorbete o


Paso 3: Culminar la primera fermentación

  1. Colar la preparación con la ayuda de un colador.

  2. Separar los tíbicos de los residuos sólidos si es que agregaste limón y frutos secos.

  3. Parar la fermentación de tu kéfir listo vertiendo en una jarra y colocándola en la refrigeradora.


YA PUEDES TOMAR TU PRIMER KÉFIR DE AGUA HECHO POR TI ¡UN CLÁSICO!


  • En caso quieras gasificar y/o saborizar tu kéfir de agua, puedes hacer una segunda fermentación. Para eso te dejamos el paso a paso más abajo.

  • Si quieres volver a preparar kéfir de agua, puedes empezar desde el Paso 1. Notarás que tus tíbicos se han multiplicado entre 20 a 100% de su volumen inicial. Puedes utilizar las mismas proporciones para incrementar tu producción en un siguiente lote.

  • Si prefieres tomar un descanso, puedes guardar tus tíbicos en un frasco de vidrio para almacenarlos de manera segura. Aprende cómo haciendo clic aquí.


Pasos para gasificar y saborizar tu kéfir de agua:

  1. Retirar tu tíbicos, frutos secos y limones.

  2. Para saborizar, agrega al mismo frasco la fruta, hierbas, tizanas, raíces, etc. que quieras usar. Dejar que los sabores se mezclen por al menos 6 horas y máximo por 12 horas.

  3. Para gasificar tu kéfir de agua, necesitarás que haya azúcar disponible en el frasco. Si haz hecho una primera fermentación larga y no vas a utilizar frutas, puede que no quede suficiente azúcar en el líquido. Si es así, agrega más para que el cultivo pueda transformarla en CO2.

  4. *Opcional: Pasado el tiempo de saborización, colar tu kéfir de agua para retirar los residuos sólidos. Tu kéfir de agua saborizado ya está listo.

  5. Si quieres crear gas en tu kombucha, mezclar bien y verter en botellas herméticas con ayuda de un embudo, cerrar bien las botellas y colocarlas a temperatura ambiente entre 2 a 4 días.

  6. Pasados los días de segunda fermentación, refrigerar para parar la fermentación y mantener el sabor.


Preguntas Frecuentes:


¿Qué son los granos de kéfir de agua?

Los granos de kéfir de agua están cubiertos por una estructura gelatinosa que contiene polisacáridos secretados por las bacterias y levaduras. Esta matriz gelatinosa protege y alimenta a los microorganismos, y es lo que les da a los granos de kéfir de agua su aspecto característico.


¿Solo puedo hacerlo con panela o puedo utilizar otro tipo de azúcar?

La panela es el alimento preferido por el cultivo de tíbicos y el que los hará reproducirse en mayor volumen, sin embargo, también se puede utilizar azúcar de caña (blanca o rubia) o azúcar de coco para alimentar a los granos de kéfir de agua durante la fermentación. El sabor, acidez y color y consistencia variara según el tipo de azúcar que utilices. No utilices azúcares artificiales ni edulcorantes ya que no son compatibles con el cultivo.


¿Cuánto tiempo lleva la fermentación?

El tiempo de fermentación varía según la temperatura ambiente y la cantidad de granos de kéfir. Por lo general, la fermentación puede llevar de 24 a 72 horas. Mientras más días pasen, más acido y amargo será tu kéfir.


No podré hacer kéfir de agua durante un tiempo ¿Cómo conservo mis tíbicos?

Los tíbicos pueden permanecer en agua azucarada durante 5 a 10 días, sin necesidad de refrigerarlos mientras se encuentren en un lugar limpio y en el que no haga mucho calor. Si el periodo de ausencia es más largo o no puedes cumplir con esas condiciones, lo recomendable es refrigerarlos. Los tíbicos húmedos y limpios en agua azucarada, pueden permanecer en la refrigeradora hasta máximo 1 mes (en condiciones óptimas), pasado ese periodo tienen que ser reactivados o la probabilidad de perdida es muy alta. Si el periodo de ausencia es mayor a 1 mes, puedes deshidratarlos y congelarlos. Congelados y deshidratados pueden permanecer hasta 6 meses aproximadamente.


¿Puedo usar frutas u otros ingredientes?

Puedes agregar frutas, hierbas y especias antes o después de la fermentación para dar sabor al kéfir de agua. Sin embargo, es recomendable que al máximo intercales la preparación entre solo con agua y panela y agregando otros ingredientes durante la primera fermentación.


Especificaciones de ingredientes:


Cultivo Kéfir o Tibicos: Los granos de kéfir de agua o tibicos están cubiertos por una estructura gelatinosa que contiene polisacáridos secretados por una comunidad simbiotica de bacterias y levaduras. Esta matriz gelatinosa protege y alimenta a los microorganismos, y es lo que les da a los granos de kéfir de agua su aspecto característico. Estos microorganismos, invisibles al ojo humano, viven tanto en los granos como en el líquido que tomarás (el kéfir de agua), sin embargo, a diferencia de la kombucha y la capa de celulosa que genera, para el kéfir de agua si es necesario contar con los granos para realizar la fermentación ya que la mayoría de los microorganismos viven ahí.




Azúcar o Carbohidrato: El azúcar será el combustible de la fermentación y alimento primordial del cultivo. El tipo de azúcar que utilices influirá en el sabor, consistencia, color y acidez de tu kéfir. Además en el desarrollo del cultivo y el tiempo de fermentación. Algunos ejemplos comunes son el azúcar rubia, azúcar blanca, panela granulada, jugo de caña de azucar, azúcar de coco, dextrosa, etc.

Encontrar el balance entre el sabor y beneficios es decisión de cada uno, sin embargo, la simpleza del tipo de azúcar que utilices influirá directamente en la hábilidad que tenga el cultivo para metabolizar todos los componentes y transformarlos en el tiempo. En el caso del cultivo del kéfir de agua, algunos tipos de carbohidratos influirán más en la reproducción de los granos que otros. Por ejemplo: La panela, que en otras bebidas fermentadas podría contener azúcares muy complejas que sean dificiles de metabolizar para el cultivo, para los tibicos tiene un resultado estimulante en la reproducción, sin embargo, el sabor puede resultar más amargo que utilizando azúcares más simples como el azúcar rubia o blanca que podrían brindar energía más rápido al cultivo e incentivando la creación de ácidos orgánicos.


Agua: El agua, aunque sea un ingrediente simple, es uno de los más importantes para garantizar una buena fermentación del kéfir de agua. Es importante que sea agua sin cloro y esté a temperatura ambiente al momento de ingresar el cultivo. Puede ser agua del fitro, agua hervida y enfriada o agua mineral. Para saber más sobre los tipos de agua que puedes usar para hacer kéfir de agua o kombucha lee nuestra guía sobre qué agua usar para la kombucha, haciendo clic aquí.


Frutos Secos: Los frutos secos en la preparación del kéfir de agua son opcionales y se utilizan principalmente para añadir sabor y nutrientes adicionales al producto final. Es una buena idea alimentar de vez en cuando a tus granos de kéfir con frutos secos para incrementar su ingesta de vitaminas y así mantener al cultivo fuerte mientras se desarrolla. Es especialmente beneficioso cuando quieres reactivar a tu cultivo después de una larga para.


Limón: El limón en la preparación del kéfir de agua también es opcional y suele utilizarse principalmente por 3 razones: para ajustar el nivel de pH inicial, para agregar sabor y para proporcionar una fuente adicional de nutrientes. La acidez es un factor importante en la fermentación, y el limón puede ayudar a mantener un entorno ácido favorable para los microorganismos responsables de la fermentación que los protegerá de pátogenos, sobre todo al inicio de la fermentación. El especialmente útil cuando han pasado varios días desde la última vez que preparaste kéfir o al reactivar tu cultivo.


¡Listo! Ya tienes todos los datos y detalles para preparar kéfir de agua en casa siempre que quieras. Recuerda que la fermentación es un proceso vivo, por lo que la efervescencia y el sabor seguirán desarrollándose con el tiempo. A medida que te familiarices con el proceso, podrás ajustar los tiempos de fermentación y los sabores para adaptar tu kéfir de agua a tus preferencias personales. ¡Disfruta de los beneficios de esta bebida probiótica hecha en casa!

Recuerda que la higiene es esencial en todo el proceso, y siempre ten en cuenta la seguridad alimentaria.

165 visualizaciones0 comentarios
bottom of page