top of page

Kombucha de Té Verde y Negro, Fresa, Limón y Arándanos: Kombuchácida

Actualizado: 11 may 2023

¡Bienvenidos a una nueva receta de Kombucha Perú! Hoy les traemos una receta que les traerá recuerdos del recreo del cole. Inspirada en nuestras golosinas favoritas: Las gomitas ácidas.


Antes de comenzar, asegúrate de tener todos los ingredientes y herramientas a mano:

  • 2.5 litros de kombucha de té negro y té verde (proporción 70% té verde, 30% té negro)*

  • 250 gramos de fresas

  • 75 gramos de arándanos

  • 3 limones

  • 1 frasco de vidrio de 1 galón

  • 1 exprimidor

  • 1 mortero o plato hondo con cuchara de palo

  • 1 embudo

  • 1 colador de malla fina o filtro de leche

* Te recomendamos que uses kombucha que ya haya fermentado la mayoria del azúcar pero que no esté totalmente ácida, ya que aún la dejaremos fermentar con las frutas 3-4 dias más.


Puedes usar otras proporciones de té verde y té negro, pero nosotros recomendamos usar una que contenga mayor cantidad de té verde para que no se nos pase de ácida nuestra kombucha y para que los frutos rojos puedan teñir del color que estamos buscando con más facilidad.


Comencemos con el paso a paso:


  1. Lava bien las fresas y arándanos y córtalos en pedazos pequeños. Luego aplástalas con una cuchara o un mortero hasta que se haga un puré.

  2. Agrega el puré de frutos rojos y revuelve en un frasco de vidrio de 1 galón. Si no dispones de uno, puedes utilizar dos de 2 litros cada uno y dividir la mezcla.

  3. Vierte la kombucha sobre la mezcla de puré y deja reposar durante 12 a 24 horas. Mientras más tiempo dejes reposar, más se integrarán los sabores de las frutas.

  4. Pasado el tiempo de reposo tu kombucha está casi lista. Ahora exprime el jugo de los limones y agrégalo a tu mezcla.

  5. Lista para embotellar. Vierte la preparación en botellas herméticas. Te recomendamos a este punto colar la preparación para que tu kombucha se vea más profesional.



6. Deja fermentar la kombucha ya filtrada por unos 2 a 3 días adicionales. Esto permitirá que se cree gas y que se añada la dosis extra de ácido proveniente de los frutos rojos y el limón. El gas además acentúa el sabor del ácido en la lengua, por lo que para esta receta es muy importante intentar lograrlo.

7. Pasa las botellas al refrigerador para conservar el sabor. Además, heladita es más rica.





Esperamos que disfrutes esta receta tanto como nosotros. Recuerda que la kombucha es un proceso de fermentación vivo y cada preparación es única ¡Disfruta y comparte con tus amigos y familiares!


Rendimiento: 3 litros aprox. / 8 botellas de 365ml

74 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page