Buscar
  • Daniella de Mario

Kombucha de blend Té Verde-Negro, Fresa, Limón y Arándanos: Kombuchacida

Para esta receta quisimos intentar replicar el sabor de nuestras golosinas favoritas: Las gomitas acidas. Si bien las gomitas acidas tienen muchos sabores distintos, nos centramos en nuestras favoritas: las azules y las rojas.

Para lograr nuestro cometido decidimos juntar 3 de nuestras frutas favoritas: limón, Fresa y arándanos. El limón aporto el sabor cítrico y los berries (fresa y arándanos) la acidez y el color.

La kombucha que usamos para esta receta la dejamos fermentar por más días de lo normal para que este un punto más acida que de costumbre, a una temperatura ambiental constante de 27 grados, que logramos gracias a un calentador que tenemos en casa para soportar el invierno. Para poder hacer más énfasis en el sabor de la acidez de las frutas, usamos un blend de té verde y negro de una proporción de 70/30. Esto nos permitió obtener una kombucha de sabor ligero que pueda absorber fácilmente el sabor de los berries, además de obtener una coloración más clara y transparente que permitió que pueda ser fácilmente tenida por los berries.


En esta receta te ensenamos a preparar esta riquisima kombucha que te puede rendir para muchos dias, en 6 sencillo pasos.


Los ingredientes vas a necesitar son los siguientes:

  • 1 galón de kombucha (nosotros usamos té verde y negro 70/30).

  • 500 gramos de fresas

  • 150 gramos de arándanos

  • 5 limones

  1. Para hacer nuestro pure de berries, licuamos las fresas junto con los berries con 300ml agua, lo que nos dio un pure de aproximadamente 1.2 litros. Un truco para evitar la pronta oxidación de las frutas es licuar con agua muy fría o incluso con un par de hielos. Idealmente utilizaríamos una prensa en frio, sin embargo, como no teníamos una en casa, licuamos con agua fría.

  2. El siguiente paso fue exprimir los limones con fuerza y hacer una limonada acida con 100ml de agua. Esto resulto en un concentrado de 250ml de limón. La cantidad de zumo que resulte va a depender del limón que tengan disponible en su mercado más cercano. Nosotros usamos limones peruanos cultivamos en Piura, que son muy ácidos y tienen un sabor más fuerte, sin embargo, no dan mucho jugo.

  3. El tercer paso es mezclar el pure de berries con el zumo de limón y revolver en una jarra o en un frasco de una capacidad superior a 5 litros. Sino dispones de una, puedes utilizar 2 jarras o frascos de 3 litros cada uno y dividir la mezcla en 2.

  4. Cuarto paso: Agregar la kombucha sobre la mezcla de pure con zumo de limón (desde ahora le llamaremos sustrato), y dejar reposar durante 12 a 24 horas. Mientras más tiempo dejes reposar, mas absorberá los sabores del sustrato.

  5. El quinto paso es el embotellamiento. Vertimos nuestra preparación en nuestras botellas herméticas utilizando un colador de malla fina o una tela filtrante (ideal para esta receta ya que las pepitas de la fresa podrían pasar por el colador).

  6. El último paso es dejar fermentar la kombucha ya filtrada por unos 2 a 3 días adicionales. Esto permitirá que se cree gas y que se añada la dosis extra de ácido proveniente de los berries y el limón. El gas además acentúa el sabor del ácido en la lengua, por lo que para esta receta es muy importante intentar lograrlo.

  7. La yapa: Una vez pasados los 2 o 3 días, pasa las botellas al refrigerador para conservar el sabor. Además, heladita es más rica.

Rendimiento: 5.25 litros / 15 botellas de 350ml

18 visualizaciones0 comentarios